Blog de Noticias de CDF

La niebla es uno de los problemas más peligrosos en carretera, ya que puede producir accidentes muy graves y en cadena.

Lo más importante para prevenir accidentes, es el uso correcto de las luces antiniebla y circular a una velocidad lo suficientemente baja para poder frenar a tiempo.

Con niebla muy intensa:
- No se distingue el trazado de la carretera, ni se percibe la presencia de otros vehículos hasta que los tenemos encima. Tenemos que tener en cuenta además, que este tipo de niebla humedece la calzada, pudiendo provocar deslizamientos del auto.
- Con este tipo de niebla, encienda el antiniebla trasero, el delantero (si dispone de él), puesto que hará más "ancha" la franja de carretera iluminada, además de provocar ser visto con mayor facilidad. No use las luces de largo alcance, que rebotan en los cristales de las gotas de agua y deslumbran. Reduzca la velocidad, tanto como sea necesario, para detenerse dentro de la zona visible.

Sólo debe usar la luz antiniebla delantera cuando existan condiciones meteorológicas o ambientales que disminuyan sensiblemente la visibilidad, como en caso de niebla, lluvia intensa, nevada, nubes de humo o de polvo.

Sólo debe usar la luz antiniebla trasera las condiciones meteorológicas o ambientales sean especialmente desfavorables, como en caso de niebla espesa, lluvia muy intensa, fuerte nevada o nubes densas de polvo o humo.

75mts al este del INS, Guapiles Pococí, Limon, Costa Rica - (506)2710-4512 - info@centraldefrenoscr.com