Blog de Noticias de CDF

Corrientes de aire.
Los puentes están ubicados en zonas elevadas, donde la intensidad del viento puede ser diferente que en el resto de la carretera. Por ello mismo, debes modificar tu forma de conducir al entrar en uno ¿Cómo? Disminuye la velocidad a la que circulas, agarra el volante con mayor firmeza y procura no arrimarte demasiado a los bordes del puente.

Coches parados.
Te habrás dado cuenta que el arcén de los puentes es mínimo, ya que la calzada es menor. Si ves un coche parado en esta zona , reduce la marcha y procura no detenerte tu también. Recuerda que la colisión en un puente puede ser fatal, ya que existe el peligro de caer al vacío.

Placas de hielo.
Aunque no lo percibas, la superficie del asfalto de los puentes suele estar a una temperatura más baja que la del resto del trazado, debido a que la tierra emana calor. Esto provoca que los puentes sean uno de los puntos donde más se forman placas de hielo. Por ello, aumenta la precaución durante las épocas de invierno.

Los puentes se mueven.
Quizás lo hayas notado si has sufrido un accidente en mitad de un puente o te has detenido debido a un atasco. Este movimiento casi imperceptible (nada bruco), pero provoca que los neumáticos no se adhieran del todo, provocando una mayor inestabilidad. Recuérdalo y no circules a velocidades altas al cruzar un puente, sobre todo si es muy alto.

Juntas en mal estado.
todo viaducto tiene juntas de dilatación, que permiten la absorción de los cambios de temperatura, pero no todas ellas se encuentran en el estado deseado. Al divisarlas a lo lejos, procura pasar por la zona que se encuentre en mejor estado y a una velocidad prudente, pues el riesgo de reventón aumenta al pasar por ellas.

Fuente: http://noticias.coches.com/

75mts al este del INS, Guapiles Pococí, Limon, Costa Rica - (506)2710-4512 - info@centraldefrenoscr.com